Hostal Casa Villa Colonial Frank y Arelys

Se sentirá como si estuvieras en casa / You'll feel home

Decoración Interior

Comodidad por excelencias son nuestras consignas, todo lo necesario para que usted se sienta en un ambiente familiar y natural.

Las Terrazas

Terraza techada en el segundo piso y terraza amplia en el tercer piso rodeada con más de 80 variedades de plantas con una hermosa vista de la ciudad.

Arquitectura

Podrá sentarse en una sala de descanso colonial que combina estilos del siglo XIX y XX.

El Patio

Si lo que quiere es llegar a un ambiente en donde lo natural lo acoge solo tiene que salir a nuestro patio, frescura y sonido ambiental es lo que disfrutará.

Recomendación

Tripadvisor

Ranking de nuestra casa

Google Maps

Ubicación de nuestra casa

Facebook

 

017855
HoyHoy10
AyerAyer21
Esta SemanaEsta Semana55
Este MesEste Mes279
TotalTotal17855

Si al acceder a las banderas para el cambio de idioma este no se activa por favor repetir la acción nuevamente. Disculpe las molestias.

Inicio

San Juan de los Remedios

La actual ciudad de San Juan de los Remedios es una de las primeras poblaciones españolas surgidas en Cuba durante la etapa colonizadora en el siglo XVI; su fundación se produjo el 3 de mayo de 1513, pero en los inicios fue convertida en propiedad privada del capitán de conquista y rico encomendero extremeño Vasco Porcallo de Figueroa; hombre con suficientes influencias, tanto en la corte como entre los principales representantes de la monarquía en América, para adjudicarse la prerrogativa de convertir aquel poblado y los territorios aledaños en un “feudo particular”, sin aparato gubernamental, hasta unos años más tarde, cuando conformó su primer cabildo, pasando a ser considerada la “Octava Villa” cubana a pesar de haberse establecido en fecha anterior a la de la mayoría de sus contemporáneas. Al principio aquella comunidad se denominó “Santa Cruz de la Sabana de Vasco Porcallo”, tomando en cuenta su fundación el 3 de mayo, día de la Santa Cruz en el Santoral Católico, el nombre de “Sabana”, con el cual se identificaba al cacicazgo indígena que allí existía, y de “Vasco Porcallo” por ser este el dueño y señor de la comarca; nominativo que cambió por el de “San Juan de los Remedios”, que conserva en la actualidad, cuando tomó posesión su primer gobierno local el 24 de junio, día de San Juan Bautista, de 1545.
 

El elemento más distintivo de la región son sus famosas Parrandas, festejos anuales a los que concurren personas de toda la Isla. Tan importantes son, que existe en la ciudad un museo dedicado a este fenómeno: El Museo de las Parrandas, desde abril de 1980, que aglutina toda la memoria de las celebraciones y conserva el patrimonio mediante fotos, documentos, maquetas, vestuario, instrumentos musicales  y objetos artesanales, relacionados con estos seculares festejos.
Remedios posee, flanqueada por hermosos flamboyanes, una plaza muy singular, porque es la única del país con dos iglesias: la de Nuestra Señora del Buen Viaje y la Parroquial Mayor de San Juan Bautista. En esta última todos los altares están enchapados en oro y dentro de una vitrina o escaparate se puede admirar una escultura representando a la Inmaculada Concepción, embarazada, la cual se dice es única en el mundo.
También Remedios se caracteriza por la irregularidad de sus calles, con grandes aleros que protegen a los caminantes de la intensidad del sol, a la vez que crean un entorno que llama a adentrarse por las arterias de la centenaria urbe.
Otro de los tesoros de la villa es el museo consagrado al destacado músico cubano Alejandro García Caturla, nacido allí en 1906, que custodia en la que fuera su casa, numerosos exponentes vinculados a su quehacer artístico.